Conferencias Magistrales

 

 

 

Ingeniera Civil, especialista en transportes y movilidad y Máster en Sistemas Inteligentes de Transporte por la Universidad Politécnica de Cataluña. Ha desarrollado su trabajo en diversas administraciones y operadores de transporte público. Actualmente forma parte del equipo técnico del Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona, dónde se ocupa de los temas y proyectos relacionados con la movilidad y las infraestructuras, así cómo de la facilitación y correcto desarrollo del proceso estratégico Barcelona Demà 2030. Compromiso Metropolitano.

 

Conferenica: Metrópolis saludables, movilidad más eficiente.

 

La reducción del número de coches circulantes en las ciudades es una de las principales claves para la mejora de la salubridad de cualquier entorno urbano. La disminución de la contaminación y de los accidentes de tráfico en las metrópolis debido a la pandemia de la covid-19 ha hecho mucho más visible para los habitantes de las ciudades la relación entre salubridad y movilidad. En consecuencia, las estrategias para la mejora de la movilidad tienen que dirigirse hacia el fomento del aumento de la movilidad activa y de la movilidad compartida. La mejora de la confortabilidad, fiabilidad, seguridad de los desplazamientos son las herramientas clave para conseguirlo. Para alcanzar este aumento será necesario centrar todos los esfuerzos en cubrir las necesidades de movilidad de las personas y de las mercancías circulantes en las metrópolis, de la manera más eficiente y saludable posible.

 
 
 
 
Economista y geógrafo, profesional del desarrollo económico local, primero en la consultoría para administraciones públicas (1995-2005), luego en la Diputación de Barcelona (2005-2016) donde dirigió la Oficina Técnica de Estrategias para el Desarrollo Económico, y desde 2016 en el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona. Además, desde 2017 es coordinador técnico de la Cátedra Barcelona-UPF de Política Económica Local.

Conferencia: Las tres dimensiones de la movilidad en la metrópolis
 
El desarrollo urbano del siglo XXI ha conducido a la expansión de muchas ciudades en entornos metropolitanos que han hecho a su población más dependiente de los sistemas de movilidad para cubrir sus necesidades y actividades cotidianas. Por otra parte, el proceso de globalización también ha situado la movilidad en medias y largas distancias como un condicionantes para el desarrollo económico en las últimas décadas. Sin embargo, el impacto de la pandemia de la covid-19, junto con otras tendencias como la crisis climática, ha enfatizado la necesidad de atender los desplazamientos de más corto alcance. Nos encontramos, por tanto, con tres dimensiones de la movilidad que deben articularse y coordinarse adecuadamente en cada metrópolis puesto que conducen, en muchas ocasiones, a importantes contradicciones entre ellas y con otros objetivos de desarrollo de los entornos urbanos.